Habla beneficiaria de Pensión para el Bienestar: “El apoyo que nos dan es muy bueno y nos rinde mucho”

SUSTICACÁNZACATECAS. Gracia Jacobo Flores, vive en Susticacán, y trabajó durante más de 40 años para sacar adelante a sus hijas, luego de quedarse sola. Hoy, es beneficiaria del programa Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores y recibe un apoyo económico bimestral que, dice, “es muy bueno y nos rinde mucho”.

Con 85 años de edad, Doña Gracia aún tiene fuerzas para andar las limpias calles de su municipio y contemplar los bellos paisajes enmarcados por el cielo azul y la Sierra de Cardos. Delgada, sonriente y platicadora, recuerda que, a pesar de las arduas faenas que le tocó realizar para sacar adelante a sus hijas, tuvo una vida muy feliz, y ahora, lo que único que la entristece es ya no poder trabajar como antes.  

“Quedé sola por más de 40 años. Quedaron mis criaturas chiquillas y me dediqué al trabajo del campo, a arar; agarrando yunta y levantando maíz, pastura, calabazas y de ahí vivía”, expresa. Mientras que cuando no era época de siembra, ella y sus hijas bajaban palos y leña del cerro para ayudarse económicamente.

Agrega que fue una labor muy pesada para ella, como mujer, “pero pues podía; no se me hacía trabajoso y ahora estoy así, ya no puedo hacer nada, pero contenta porque Dios me dio licencia de tanto trabajar y de criar a mis hijas”.

Por eso ahora, que por su edad ya no puede dedicarse a las labores del campo, vive con sus hijas, quienes las atienden, le ayudan y le preparan de comer. Pero ella, que siempre ha sido muy activa, agradece a la vida porque todavía puede andar, si bien tiene que cuidarse más y tomar sus medicinas.

Cada dos meses, Doña Gracia acude por su Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores, y al respecto comenta que “es un apoyo para los viejitos; nos rinde mucho y es muy bueno para nosotros”.

“A nuestra edad, a costa de medicinas estamos, y luego, nuestro alimento; qué comer y nuestra ropita. Nos beneficiamos muy ampliamente, nos ayudamos mucho” comenta Doña Gracias sobre el apoyo de 2 mil 700 pesos que recibe por parte del Gobierno de México y con el cual ha mejorado sus condiciones de bienestar.

Recuerda también que antes, a su municipio casi no llegaban los apoyos gubernamentales, no nos hacían mucho caso, pero ahora “yo recibo mi dinerito, que me rinde mucho”.

Doña Gracia es una de los 200 beneficiarios de la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores de Susticacán, uno de los municipios con menos densidad poblacional en el estado y en el que, cada bimestre, se genera una derrama económica de casi 600 mil pesos en apoyo a este sector de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *