Morena va con David para Zacatecas. ¿Y ahora que sigue?

Por Filomeno Pinedo Rojas

 

La decisión de Morena de postular a David Monreal Ávila como su próximo candidato a la gubernatura del estado de Zacatecas concatenó el aval desde Palacio Nacional, el Senado de la República y un conjunto de encuestas previas. La última consulta realizada por el partido, fue para ratificar un consenso construido con antelación y por tanto el debate interno pasa a otra dimensión.

Aún así, llama la atención, que ninguno de los tres aspirantes que contendieron sin éxito, le haya levantado la mano a David no obstante que se encontraban en el mismo recinto en el que Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, hiciera el anuncio, lo que indica que se abrirán otros frentes internos de batalla antes de lograr la unidad.

Resalta también que aún no se hizo anuncio de alianza con otros partidos, como si se ha hecho ya en otros estados de la República donde Morena ha nombrado a sus abanderados, lo que hace suponer negociaciones extras para que la 4T pueda enfrentar con éxito al bloque del pacto por México conformado por el PRI, PAN y PRD que, por cierto, tiene serias dificultades para decidir quien será su abanderada o abanderado a la gubernatura del estado.

De cualquier forma, la definición de Morena es un paso importante en el largo camino de la construcción de la fuerza política capaz de darle un cambio de rumbo a nuestro estado, para incorporarlo de lleno en el proceso de la Cuarta Transformación que vive el país. Y, por los antecedentes de apoyo incondicional brindado por el Partido del Trabajo a Andrés Manuel López Obrador, es de esperar que en próximos días se establezca la alianza político electoral con el PT.

 

Uno de los factores que jugará a favor de esta opción será, sin duda, el conjunto de políticas implementadas por el régimen de López Obrador y que tienen impacto en la población más desprotegida, como los programas de bienestar para estudiantes, adultos mayores, personas con discapacidad, y los históricos aumentos al salario mínimo recibidos ya en tres ocasiones, mejorando la economía familiar de un gran sector social.

 

El reto mayor, sin embargo, seguirá siendo como sacar a Zacatecas de las condiciones de subdesarrollo, inseguridad y pobreza en que se encuentra sumido, y mas aún con el agravamiento de las condiciones de vida, en todos los aspectos, que ha traído la pandemia, con la crisis sanitaria, cierre de fuentes empleo, precariedad en los ingresos, crecimiento de la pobreza y pobreza extrema que es excelente caldo de cultivo para el crecimiento de la delincuencia organizada y no organizada, etc. En pocas palabras, lo más difícil está por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *