CLAMOR INTERNO II

CLAMOR INTERNO

Alguien ayúdeme, no puedo llorar a gusto en mi propia casa
A donde quiera que mire está su fantasma, su amoroso fantasma
A veces pienso que lo mejor hubiera sido que me odiara
Así no lo extrañaría tanto, no me dolería tanto no verlo, no lo echaría de menos

/Pero qué bueno que me quiso
a lo único que puedo aferrarme

es al amor profundo que me tuvo

Qué bueno que fue Jaime mi padre

y qué bueno que el sol nos guardará

en un tierno rincón lejos del mundo/

Señor, mi corazón es un pájaro mutilado
En mi cabeza diez veces he muerto
Pero me niego a herirlo de nuevo
Si será su sangre la que de mi cuerpo caerá al suelo
No, no ¡Ayúdame! yo no lo acepto

Si vivo, Señor, es por él
No por mí -pobre loca-
Que hace algún rato triste me fui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *