“Fito… Fito… Fito… Fito…Fito…” Es… el cumpleañero feliz

Y al grito de “Fito… Fito..Fito” se hizo la celebración en grande. El Salón “Emperador” el más grande del Hotel Don Miguel resultó insuficiente para los miles de comensales, festejosos que sin desbordarse pero sí ofreciendo todo su respaldo al cumpleañero fresnillense, hicieron acto de presencia. Aquello fue muy al estilo PRI pero ahora sin el clásico acarreo: cero autobuses para transportar al respetable. Todos en su carrito, troca o lo que fuese.

Desde temprana hora el festejado adelantó el besamanos allí en las escaleras de acceso al salón “se aventó” estoico saludo de mano, beso, apapacho y fotito, con todos aquellos que le brindaron su respaldo y felicitación. Fito correspondía con un “muchas gracias, bienvenidos y que bueno que vinieron…” Cerca de hora y media estuvo allí cual emperador, recibiendo toda clase de parabienes. . Él sonreía una y otra vez.

En el interior del salón en tanto ya circulaba la botana, el mezcal, el tequila, la música… Todo era felicidad tricolor y cómo nóoo… si hubo invitados de todos colores y sabores, mencionaban los organizadores que asistieron más de cien ex alcaldes de distintas partes del estado y de diversas épocas. Ahhh sin faltar la maquinaria partidista que le da todo su apoyo al todavía secretario del Campo: los dirigentes del PAN, PRD y Movimiento ciudadano, Noemí Luna, Arturo Ortíz y Felipe Álvarez, respectivamente, departían alegremente las bebidas espirituosas, el chicharrón, y en su momento el tradicional Asado de Boda, hecho expresamente en el meritito Jerez.

 

Priístas había por doquier, pero también panuchos, disgregados por allí jugándole al ensarapado. Y en la mesa principal el cumpleañero jubiloso con cierta discreción flanqueado por su esposa, don Pepe Bonilla, el dirigente tricolor Gustavo Uribe que irradiaba felicidad y cómo no sí cada vez más asoma la coalición  o el TUCOM… Luego se agregó a la mesa de honor una amable y alegre Primera Dama, doña Cristina Rodríguez de Tello, quien repartió en su momento abrazos, besos y fotitos también. Muy solicitada estuvo la presidenta honoraria del DIF estatal.

Aquel fiestón también congregó a priístas de antaño y neo… pero a la vez se contó con la presencia de dos ex gobernadores Arturo Romo y Pedro de León Sánchez y para completar el cuadro de honor los pretensos a la gubernatura zacatecana Claudia Anaya, Roberto Luévano, Carlos Peña y por si las moscas, hasta un Jehú Salas se apareció también… Todos tranquis, sin hacer muchos aspavientos pero allí estaban “disciplinaditos” como si fuera esa la orden suprema… aunque Luévano confesaría allí a unos metros del agasajado que “yo sigo… vamos con todo…”

Lo que seguía era la música vía baladista que también se echaba puras tranquis tranquis… porque luego llegaría el cantante de ranchero y se prendió la gallotera, hubo complacencias y el grandulón vestido de mariachi hizo de las suyas…Corría más mezcal y tequila. La mesa principal lucía esplendorosa y con sendo pastel para el fresnilllense solamente portaba la leyenda “Felicidades Fito”.

Una alegría que se extendió hasta el templete habilitado para tal ocasión y donde Fito Bonilla sacó de su ronco pecho no una ranchera ni balada… No, fue al grano y expuso un discurso bien estructurado, sin echar las campanas al vuelo y con mucha discreción agradeció a los presentes, se pronunció palabras más palabras menos, por un siglo XXI donde se debe combatir la inseguridad, mejorar la salud, la educación y hacer de Zacatecas un estado moderno y facilitador de nuevas empresas, sin descuidar el campo, sostuvo.

Elocuente llamó a seguir en equipo como hasta ahora se ha hecho, aseguró y ante los también suspirantes Claudia, Roberto, Carlos y Jehú, los convocó a seguir unidos porque “una comida no nos puede distanciar” expresó el funcionario estatal festejado. Sigamos como hasta ahora, remachó. Y reconoció en el gobernador Tello, a una gran persona, siempre esforzándose por trabajar más y bien por los zacatecanos, arguyó Bonilla. Fue un discurso concreto y breve. Y fue entonces que surgió el coro de “Fito…Fito… Fito…” Retumbó al Emperador, subió de tono el festejo y cuál artista, político o… ya casi como fuerte aspirante a la gubernatura fue vitoreado y otra vez se dejó apapachar, felicitar y recibió toda clase de apoyos verbales. Se consumó lo que se buscó…

 

Mientras un ex gobernador sonriente y muy accesible, Arturo Romo, le espetaba al oído al agasajado fresnillense “buen discurso, concreto, bien hecho y bien político…” Así o más claro, se demostró así quién va… quién viene… quién canta mejor las rancherasy hasta las baladas. Luego de tres o cuatro horas de festejo aquello terminó, el mariachote calló, el mezcal dejó de acariciar las mesas… Los empresarios tanto de Fresnillo y Zacatecas, también atestiguaron “el destape” se fueron felices y con la esperanza a cuestas, luego del mensaje del también empresario Bonilla…Lo propio hicieron los campesinos bien contentotes abandonaron el recinto festejoso. Todo fue alegría priistapanistaperredistaciudadano fue un festejo anticipado de lo que pueden hacer juntos ¡¡¡ Aguasss!!!

 

Guillermo Hernández Zavala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *