Diputado Femat se pronuncia por Mujeres vivas y libres de Violencia

 

No podemos bajo ningún motivo seguir permitiendo que las mujeres continúen siendo violentadas en este país, el Estado mexicano debe de mejorar su estrategia, en todos los niveles, para garantizar la seguridad de todos y todas, afirmó el diputado federal por el Partido del Trabajo Alfredo Femat Bañuelos.

 

 

Luego de lamentar que durante el periodo de enero a junio de este año se hayan registrado en México un total de 489 feminicidios, lo que representa un incremento de 13.2% con respecto al 2018, esto de acuerdo con con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), y que en Zacatecas, según la Secretaría de las Mujeres (Semujer), de marzo a agosto la violencia familiar haya aumentado en 117%, debido al confinamiento por la pandemia del COVID-19, Femat Bañuelos señaló que las penas continúan siendo insuficientes para abatir este grave cáncer.

 

 

“Parece que a los infractores no les importa que se haya elevado las penas para terminar con la violencia contra las mujeres, los casos se siguen presentando, y lo que es aún más preocupante, en algunas regiones del país va en aumento”, subrayó.

 

Recordó que, hoy en día, el Artículo 325 del Código Penal Federal define al feminicidio como aquel que tenga como finalidad privar “de la vida a una mujer por razones de género”, quienes incurran en este delito se harán acreedores a una pena de cuarenta a sesenta años de prisión.

 

Por otra parte, agregó el zacatecano, el delito de violencia familiar también ya se encuentra tipificado en los artículos 342 Bis y 343 Ter del Código Penal Federal, donde se establece una pena de tres a siete años de prisión. “De acuerdo con el Código Penal Federal, el delito de violencia familiar lo comete quien lleva a cabo actos o conductas de dominio, control o agresión física, psicológica, patrimonial o económica, a alguna persona con la que se encuentre o haya estado unida por vínculo matrimonial, de parentesco por consanguinidad, afinidad o civil, concubinato, o una relación de pareja dentro o fuera del domicilio familiar”.

 

Ante ello, resaltó que es sumamente importante que se promuevan políticas públicas en todos los niveles en materia de la prevención de la violencia donde el eje rector sea el empoderamiento de las mujeres y la promoción de las nuevas masculinidades.

 

Para finalizar dijo “prevenir la violencia contra la mujeres, es tarea de todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *