AMLO y Trump. Diferencias ideológicas al cerrar un trato.

Por David Monreal.

 

“Algunos pensaban que nuestras diferencias ideológicas habrían de llevarnos de manera inevitable al enfrentamiento. Afortunadamente, ese mal augurio no se cumplió”, estas fueron las palabras de nuestro presidente durante su discurso en la Casa Blanca. ¿A qué se refería?

Aunque durante algún tiempo se quiso asemejar la personalidad de ambos presidentes, las diferencias entre Andrés Manuel y Donald Trump son muchas en el plano ideológico y político; sin embargo, la excelente actuación diplomática de ambas naciones (sin olvidar a Canadá), permitió que esta visita oficial fuera un éxito para la región América del Norte y para la sociedad mexicana en general.

 

Es importante señalar que algunas medidas de carácter social que ha tomado la 4t se encuentran en sintonía con la firma del T-MEC, como el aumento del salario mínimo y las reformas en materia de democracia sindical, por lo que los efectos positivos de la integración económica ya se pueden sentir en la economía de las familias mexicanas.

 

Además de la inversión extranjera directa y la creación de empleo, la Secretaría de Economía anunció que con el T-MEC buscarán subsanar las deficiencias del anterior TLCAN para integrar a las pequeñas y medianas empresas a las cadenas de valor, con el objetivo de llevarlas a mercados extranjeros.

 

Entonces, ¿a qué se refería nuestro Presidente cuando habla de las diferencias ideológicas entre él y Trump?

 

En lo social.

Mientras Andrés Manuel fue el primer presidente en la historia en recibir el “bastón de mando” por parte de los pueblos originarios del territorio que hoy comprende MéxicoTrump ha destacado por señalar las diferencias raciales y geopolíticas que componen a la sociedad estadounidense, abonando a la polarización política.

En lo económico.

En México los programas sociales se han reformado para ser considerados un derecho por nuestra constitución, y se ha destinado recursos a programas prioritarios para reducir las desigualdades y la marginación que sufren las poblaciones vulnerables, mientras en Estados Unidos de América se han recortado.

En lo político.

Donald Trump usó como slogan de campaña: “make america great again”, añorando un pasado controversial en la misma sociedad estadounidenseAndrés Manuel optó por la frase: “Por el bien de todos, primero los pobres”.

Queda de manifiesto que las diferencias ideológicas no son un impedimento para la colaboración, los acuerdos y la amistad.

Podemos estar orgullosos y seguros de que nuestro presidente defenderá en todo momento los intereses de nuestra nación y la soberanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *