Paula Karina, gracias a su experiencia como guía ZigZag decidió estudiar Ingeniería Química

Zacatecas, Zac.- El paso como divulgadora científica en el Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología Zigzag marcó la vocación de Paula Karina Rodríguez Ramos, quien gracias a esa experiencia tomó la determinación de dedicarse a las ciencias exactas y estudiar Ingeniería Química.
La estudiante de octavo semestre en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) aseguró que “ser guía Zigzag te cambia la vida” y eso influyó para convertirse en investigadora, porque fue cuando definió su pasión, semilla que su padre –profesor de Matemáticas- sembró en ella desde los primeros años de vida.
Por su alto rendimiento académico en la secundaria, el Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología de Zacatecas Zigzag hizo una excepción y la aceptó como divulgadora científica a la edad de 14 años, pese a que la convocatoria determinaba como mínima 17, beca que mantuvo del 2013 al 2018, hasta terminar la preparatoria.
“Para mí fue fascinante mi acercamiento con las ciencias en el Zigzag. Me divertía mucho”, cuenta Paula y agrega que desde pequeña mostró habilidades en química, física y matemáticas, por eso en la secundaria ganó un concurso de ciencias, como otros, en los que triunfó después.
Al recordar que su papá viajaba todos los días de Zacatecas a Calera para dar clases en secundaria, explicó que cuando llegaba hacían su pasatiempo favorito: desarmar objetos. “Todo el tiempo estábamos abriendo electrodomésticos para ver cómo funcionaban. Él siempre y con paciencia me explicaba las cosas”.
También su hermana mayor es Ingeniera Química y siguiendo su ejemplo se definió por esa rama de estudio, que el próximo año concluirá, para ser la segunda ingeniera en su casa, gracias al apoyo brindado, además, por su mamá, quien con amor siempre la ha guiado e impulsado para crecer como persona.
Su relación con el Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología ha continuado pues, actualmente, es beneficiaria de una Beca Cozcyt 2021, en la modalidad de Mejora Académica, por tener promedio de 8.10. Esos recursos, igual que los del Zigzag, le permiten continuar con su formación académica.
La estudiante de 23 años reconoce que sin las becas que el Cozcyt le ha otorgado a lo largo de su vida académica le habría sido muy difícil continuar sus estudios, pues las utiliza para la compra de útiles escolares, transporte y otras necesidades que, a veces, es difícil solventar por su familia.
También asegura que siempre trabaja para cumplir sus metas y nunca se ha visto limitada por ser mujer, ni siquiera piensa en ello, ya que en su hogar ellas son tres y sólo un hombre, por lo que no hay discriminación ni estereotipos. “Es más, cuando estaba en Zigzag, así de pequeña, llegaba en motocicleta, para mí era natural”.
Paula Karina Rodríguez Ramos ya prepara su tesis de titulación: Baterías de flujo redox con electrolitos orgánicos acuosos para el almacenamiento de energía, con la que busca ofrecer al mercado una alternativa para dejar de usar materiales pesados en la construcción de baterías.
Como le falta poco para concluir la ingeniería, esta zacatecana ya se enfoca en elegir su maestría e invita a las jovencitas a “ser lo que quieran ser, especialmente si lo son en el campo de las ciencias exactas, donde la comunidad académica y de investigación hacen sentir valoradas a las mujeres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *