Rechaza David gobierno rico, porque ante emergencia no debe haber pueblo pobre

David Monreal Ávila, candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia, sostuvo que frente a la emergencia que vive Zacatecas, por el abandono y el estancamiento en que lo han sumido las políticas neoliberales, “ya no puede haber un gobierno rico y un pueblo pobre” sino que se debe dar paso a una nueva sociedad y a una nueva clase política comprometida con la transformación de Zacatecas.

Así lo señaló durante el mitin que encabezó en la comunidad La Ermita de Guadalupe, del municipio de Jerez, donde destacó el impulso y la capacidad de los jóvenes y mujeres que acompañan al movimiento de transformación que representa, y al que también se han sumado miles de zacatecanos que anhelan un cambio.  

Previamente, al recorrer las calles de la cabecera municipal y dar el banderazo de salida a los brigadistas que forman parten del “ejército democrático de Zacatecas” y visitarán la región para llevar un mensaje de esperanza, “casa por casa”, David Monreal Ávila aseveró que en el relevo de la clase política que promueve, no habrá “ni lo mismo ni los mismos”.

Y es que, el fresnillense recordó las palabras que le decía su abuela cuando vivían en Plateros: “más vale enseñar que quitar mañas”, por lo que garantizó que en su gobierno se apoyará la participación e inclusión de las mujeres y los jóvenes en la vida económica, política y social del estado y se generarán más oportunidades para los zacatecanos con talento y capacidad, pues, tal como lo ha sostenido “no habrá cuotas ni cuates”.

En ese tenor, manifestó su confianza en los candidatos a legisladores de esta región, postulados por los partidos que conforman la Coalición Juntos Historia y quienes lo acompañaron en el encuentro con los habitantes de La Ermita de Guadalupe: Diana González, candidata a diputada local por el distrito 10; Lindy Bugarín, candidata a diputada federal por el distrito 2 y Marco Flores, candidato a diputado federal. Además, respaldó al candidato a presidente municipal de Jerez, el médico José Humberto Salazar Contreras.

En ese marco, consideró que no debe haber dispendio de recursos, por lo que anunció que solicitará a los próximos diputados locales y federales que renuncien a las denominadas herramientas legislativas, que no son otra cosa que un gasto discrecional que equivale a más de 100 millones de peso al año y que pudieran destinarse mejor a educación y salud.

Aclaró que no tiene ningún interés en interferir en la función del Poder Legislativo, pero sí de hacer un llamado a la conciencia y evitar el derroche del erario, pues “ya no se puede saquear el pueblo”.

De igual forma, David Monreal Ávila planteó que trabajará por el rescate económico de la región, aprovechando su vocación agrícola y turística, por medio de la generación de alianzas con empresarios y migrantes que quieren el desarrollo de Jerez y del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *