¿Y qué se puede hacer con el Mercado González Ortega?

 

El pasado martes 26 de noviembre, a las 18:00 Hrs., se presentaron públicamente los resultados del diagnóstico sobre el vocacionamiento del Mercado González Ortega, en la Sala Mauricio Magdaleno de la Cineteca Zacatecas. El Clúster Turístico y Cultural de Zacatecas (CTCZAC) encomendó la responsabilidad de realizar este estudio al C_LAB, organismo perteneciente a la a Escuela de Arquitectura de Arte y Diseño del sistema ITESM.

Es pertinente aclarar primero que lo que se realizó fue un estudio completo para determinar un vocacionamiento del mercado, no solamente “una encuesta”. Una serie de encuestas, sin embargo, fue parte de las diversas actividades que se realizaron para obtener información: también se hizo un levantamiento de aforos en temporadas altas y bajas; se realizaron focus group y talleres -uno de ellos de marco lógico- a los que incluso asistieron parte de los locatarios; se entrevistó además a funcionarios del INAH, de la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado; se recabó y analizó información sobre los reglamentos estatales, nacionales e internacionales que tienen que ver con asuntos relacionados con la preservación y conservación patrimonial; todo esto complementado con una revisión histórica de las modificaciones realizadas del edificio, etc.

En estas actividades participaron integrantes del INAH y la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del Estado, como ya se mencionó; pero también participaron representantes del Ayuntamiento de Zacatecas, de la Secretaría de Economía de Gobierno del Estado -incluida la Subsecretaría de Desarrollo Artesanal-, integrantes del Colegio de Arquitectos, de la asociación APAZAC, CANACINTRA, la Universidad Autónoma de Zacatecas -de la Licenciatura en Turismo, Licenciatura en Artes 2 y Área de Historia-, Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde, Centro Bazar, La Cáscara Agencia, vecinos del Centro Histórico, galeristas, productores y emprendedores de productos regionales, Instituto para la Atención e Inclusión de las Personas con Discapacidad, restauranteros y dueños de agencias de viajes, locatarios de mercado y usuarios del mismo.

Es necesario señalar que no se trató de un censo, pero sí de una muestra representativa de los actores relacionados no sólo con el Mercado González Ortega, sino con el centro histórico, lugar en el que se encuentra ubicado el edificio en mención. (1) El estudio está basado en una metodología científica realizada por académicos cuya trayectoria profesional le compartimos más adelante en este documento.

El Clúster Turístico y Cultural de Zacatecas es una asociación civil autónoma con personalidad jurídica y patrimonio propios, que agrupa y representa a empresas e instituciones vinculadas con la industria turística y cultural en el Estado de Zacatecas, que no tiene carácter preponderantemente económico, ni persigue en forma alguna fines de lucro. Nuestros objetivos principales son los siguientes: servir a la sociedad tomando a las actividades turísticas y culturales como herramientas de desarrollo; constituirnos como un vehículo de confianza hacia la ciudadanía, sus visitantes, inversionistas e involucrados en el ramo; y contribuir al crecimiento ordenado de la industria turística y cultural mediante la prestación de servicios con estándares de calidad global.

Nuestra organización está constituida por integrantes de la iniciativa privada y realiza alianzas con los sectores académico y gubernamental para la realización de proyectos específicos. En la presentación del informe por parte del CLAB se mencionó que el estudio consistió en lo siguiente, partiendo de una problemática inicial identificada “El mercado González Ortega actualmente no cuenta con el vocacionamiento que permita maximizar su relevancia en Zacatecas”; a esta conclusión se llegó después de una serie de actividades en las que participaron los distintos actores involucrados y luego de realizar visitas de campo en las que se pudo constatar que si bien el mercado tiene actividad diaria existe la oportunidad de mejorar lo que ahí se realiza -y no solamente en lo mercantil- para bien de la ciudadanía e incluso de los mismos locatarios.

Las partes del estudio son las siguientes: 3 I. Diagnóstico urbano: – Generación de información. – Levantamiento y aforos. – Revisión de reglamentos y planes de desarrollo. II. Análisis arquitectónico: – Identificación de buenas prácticas. – Estado actual del inmueble. – Revisión de lineamientos de protección patrimonial. III. Diagnóstico de actores clave: – Actores locales involucrados en el desarrollo. – Usuarios actuales del mercado. – Vecinos y comerciantes del entorno. IV. Viabilidad financiera: – Análisis de 4-5 iniciativas nacionales o internacionales. – Análisis FODA. – Principales líneas de acción para el proyecto. – Aplicación del sistema de marco lógico. – Estructuración del modelo de generación de recursos. V. Integración: – Sistematización de información. – Identificación de posibles escenarios. – Definición del vocacionamiento.

Los resultados considerados en cada uno de los puntos anteriormente señalados son los que se presentaron el pasado martes 26 de noviembre y en los que claramente se estipuló que se trataba de una “identificación de posibles escenarios”. Aquí es donde, como parte del estudio, se informó sobre lo que los participantes en el diagnóstico consideraron “qué sí” y “qué no” podría incluirse como parte de la oferta en el Mercado González Ortega, a manera de sugerencia, para la construcción de un nuevo vocacionamiento -que de ninguna manera, como se aclaró ese día, pretende el desplazamiento de los locatarios-. 4 Los participantes en los talleres mencionaron que lo que sí podría incluirse como parte de un nuevo vocacionamiento son productos gastronómicos como café, chocolates regionales, dulces típicos y mieles; que fuera un espacio también para la difusión de la gastronomía local y regional, en la que se consideraran también productos como mezcal, vino de mesa, mezcales y cervezas artesanales (en botellas cerradas).

El estudio no propone que este espacio sea “un corredor gastronómico”, ni con él se pretende que el mercado “se convierta en el Mercado Roma”, tampoco en el Mercado San Miguel, porque esto es Zacatecas y no la Ciudad de México ni tampoco Madrid; nuestra ciudad tiene sus características propias y de ahí la necesidad de hacer este estudio. Además de los productos señalados también se sugirió que fuera considerado en su oferta lo siguiente: que el mercado se consolidara como un lugar centrado en lo cultural, la consolidación de este espacio como un lugar en la que la cultura y las artes zacatecanas estuvieran presentes y cuya difusión se basara incluso en la implementación de nuevas tecnologías para proporcionar información y compartir el conocimiento y los productos culturales generados aquí; de tal forma que el asisitir a este espacio fuera toda una experiencia edificante y un lugar de reunión para los zacatecanos principalmente.

También fueron consideradas las artesanías de primer nivel, artículos charros, joyería, antigüedades y diseños de plata fina (que para nada se contraponen a lo que actualmente se ofrece en el mercado). El estudio también arrojó datos sobre lo que NO debe considerarse como parte de su oferta, a saber: tiendas de ropa y bisutería, productos chinos, bodegas, franquicias extranjeras, ni antros o bares. Asimismo se destacó que el espacio no debería ser utilizado para uso político ni administrativo.

Por otro lado, lo obtenido como parte del diagnóstico patrimonial fue sumamente interesante, en él se habla de las características de las columnas y la herrería -proveniente de Francia-; de la posibilidad en que pudiera rescatarse el piso original -que está debajo del actual-; de lo singular de sus bóvedas tipo “Guastavino”; de la importancia de preservar elementos específicos como las lámparas y los vitrales; sólo por mencionar algunos de los datos que se proporcionaron a manera de recomendación, para prever que cualquiera que sea el proyecto arquitectónico que se apruebe por parte del Ayuntamiento, tome en cuenta 5 la relevancia arquitectónica, histórica y patrimonial del sitio.

De hecho, esta fue una de la principales motivaciones para la realización de este diagnóstico: que las siguientes etapas, en caso de que se decida intervenir el edificio, estén basadas en una serie de recomendaciones realizadas por profesionales, pues tenemos una larga historia de hechos documentados en los que prevalecen las “ocurencias” de los actores institucionales en turno. Esto no es una ocurrencia, es un estudio -y reiteramos- basado en una metodología científica, precisamente para que los proyectos “de intervención arquitectónica y los proyectos de reestructuración comercial”, como los sugeridos por Red de Organizaciones Ciudadanas en Defensa del Centro Histórico y la Asociación de Locatarios, puedan tomar en cuenta una serie de recomendaciones de este diagnóstico que lo único que pretende es el beneficio de la ciudad.

A continuación compartimos el CV de cada uno de los integrantes del C_LAB, expertos en arquitectura, urbanización, planeación estratégica y preservación del parimonio: Dr. Alfredo Hidalgo Rasmussen: Doctor (PHD) por la Universidad de Oviedo en España. Decano Asociado de Investigación, Posgrados y Extensión de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tec de Monterrey. Es socio fundador de la firma S2 Arquitectura (2002), ha sido galardonado con menciones honoríficas en la Bienal Mexicana y en la Bienal de Jalisco, su obra se ha expuesto y publicado en distintos medios nacionales e internacionales.

Es autor de obras como la Plaza Pablo Neruda y el Laboratorio de Arte Variedades LARVA en el Centro Histórico de Guadalajara y la remodelación la Concha Acústica del Agua Azul. Fue seleccionado para la muestra mexicana en la Bienal Internacional de Arquitectura de Venecia 2016 y para la Bienal de Arquitectura de Chile 2017. Del 2012 al 2015 fue el Director General de la Oficina de Proyectos Estratégico del Municipio de Zapopan, desde donde dirigió el convenio para el desarrollo de la Estrategia Territorial para la prosperidad Zapopan 2030 con ONU-Hábitat.

Dra. María Elena de la Torre Escoto: Doctora en Urbanismo y Ordenación del Territorio por la Universidad Politécnica de Cataluña, con maestría en Vivienda y Urbanismo por la Architectural Association de Londres. Del 2002-2008 colaboró en investigaciones y proyectos de espacio público y ordenación del territorio en Cataluña y otras ciudades europeas. En 2010, fue coordinadora operativa del Plan Maestro de Movilidad Urbana no 6 Motorizada del Área Metropolitana de Guadalajara. Del 2012 al 2018 fue coordinadora de Proyectos Urbanos en la Oficina de Proyectos Estratégicos de Zapopan, donde desarrolló el proyecto urbano para el Centro de Zapopan incluyendo la renovación del Mercado Lázaro Cárdenas. Actualmente es profesora investigadora y coordinadora del C_Lab en la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tec de Monterrey.

Dr. Gerardo Velasco Gutiérrez: Doctor en Creación de Empresas y Maestro en Administración por la Universidad Autónoma de Barcelona, Maestro en Finanzas con Posgrado en Evaluación Socioeconómica de proyectos en el Tecnológico de Monterrey. Director del Centro de Estudios Estratégicos del Tec de Monterrey donde ha sido responsable de diversos estudios de desarrollo regional, ha sido responsable de la evaluación de mas de 40 proyectos de inversión tanto de la iniciativa privada, como del sector público. Fue coordinador regional del Fideicomiso “Centro de Estudios Para la Elaboración y Evaluación de Proyectos” (CEPEP) del BANOBRAS, donde fue responsable de la evaluación de más de 115 proyectos de inversión.

Mtra. Arabella González Huezo: Arquitecta, Máster en Restauración arquitectónica, en Universidad Politécnica de Madrid, Maestría en conservación de Sitios y Monumentos en Universidad de Guanajuato. Ha trabajado en proyectos de rehabilitación en Oaxaca, La Habana y Los Ángeles. Ha sido funcionaria en el Gobierno de Jalisco como Jefe de inventario de bienes inmuebles, Subdirectora de protección al patrimonio cultural y Directora de investigaciones Estéticas de la Secretaría de Cultura. Actualmente trabaja para el Instituto Nacional de Bellas Artes elaborando el catálogo de bienes Artísticos para Jalisco y es presidenta de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán. Su actividad profesional se ha desarrollado principalmente en la promoción del patrimonio cultural edificado y en la edición de publicaciones de arquitectura y viajes.

Para concluir, debemos aclarar además, que ninguno de los integrantes del Clúster Turístico y Cultural de Zacatecas busca con acciones como esta -la de generar un diagnóstico- “el bien propio de esta asociación de empresarios”; por el contrario, lo que deseamos es contribuir con este tipo de estudios a que las acciones estén respaldadas por la ciudadanía zacatecana, que es a quien pertenecen realmente los espacios públicos. 7 De ninguna manera es nuestro deseo perjudicar de forma alguna a los locatarios -a quienes manifestamos nuestro respeto- y jamás se afirmó que la intención de esta organización era “sacar a los locatarios” como se informó hoy en la rueda de prensa organizada por la Red de Organizaciones Ciudadanas en Defensa del Centro Histórico.

El mismo presidente municipal, el Mtro. Ulises Mejía Haro, manifestó también el pasado martes al término del evento, que de ninguna manera se pretendía perjudicar a los locatarios y se comprometió a dar seguimiento a las sugerencias vertidas por parte de los asistentes durante la presentación de los resultados; el presidente tampoco afirmó, por cierto, que este diagnóstico fuera “un estudio parcial” y que “era un estudio que no tiene nada que ver con un monumento histórico […] que sólo tiene el interés mercantil de un reducido grupo…”.

El Clúster Turístico y Cultural de Zacatecas no está interesado ni en administrar los posibles recursos que pudiera gestionar el Ayuntamiento de Zacatecas para la intervención de este espacio, ni tampoco participar con algún proyecto de intervención arquitectónica; lo único que pusimos a consideración fue el diagnóstico referido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *